alergenos-02

shutterstock_146036771Como poner al día los alérgenos en tu restaurante y “no morir en el intento”

shutterstock_146036771

shutterstock_146036771Han sido varios los clientes que nos han consultado, preocupados sobre como debían actuar respecto a la nueva legislación sobre alérgenos en Hostelería  y restauración. Por este motivo, nos decidimos a escribir este pequeño resumen dirigido a aquellos que tengan cierta inquietud o incertidumbre al respecto. Esperamos que os ayude.

En primer lugar decir que actualmente la nueva legislación NO dice que herramientas estás obligado a utilizar, se trata de que cada empresa y establecimiento vaya acomodándose y habituándose a dar y tener cierta información, para que en el momento que salga la “Normativa Nacional” no nos cojan desprevenidos.

Desde Insitwo creemos que es aconsejable dar pequeños pasos para adaptarse a la legislación.

Una manera fácil y poco costosa, es empezar por la Implantación de Buenas Prácticas de Manipulación, reflejadas en un Plan de Control de Alérgenos, y dar una pequeña formación al personal para que entiendan y se sensibilicen con el tema.

De esta manera conseguiremos por un lado “dormir tranquilos”, dado que el personal tendrá la información suficiente para poder desenvolverse con cautela delante de los comensales y de sus preguntas, y por otro lado estaremos preparados para adaptarnos rápidamente cuando salga la nueva normativa nacional. Dicha normativa será la que establecerá que herramientas específicas serán las necesarias para informar a nuestros clientes y cumplir la ley.

shutterstock_146036771A grandes rasgos, sobre la nueva Legislación:

 Legislación sobre alérgenos: hostelería y restauración

El 13 de diciembre de 2014 ha entrado en vigor el Reglamento nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de octubre de 2011 sobre información facilitada al consumidor.

La normativa afecta a todo tipo de establecimientos que vendan alimentos y bebidas, no envasadas

Su objetivo general es que la información facilitada sea la base para que el consumidor final tome decisiones con conocimiento de causa y utilice los alimentos de forma segura. La información alimentaria de cualquier alimento habrá de ser precisa, clara y fácil de comprender para el consumidor.

¿Como nos aplica?:

Para todo alimento no envasado servido en los establecimientos de restauración y hostelería será obligatorio indicar todo ingrediente o coadyuvante tecnológico (o sustancia que derive de los mismos incluida en el anexo II del Reglamento) que cause alergias o intolerancias y se utilice en la fabricación o elaboración de un alimento y siga estando presente en el producto acabado, aunque sea de una forma modificada (indicándolo con la palabra “contiene”).

Según este reglamento, habrá que indicarse en los menús y cartas de los establecimientos, los alérgenos que puede encontrarse el cliente en los platos que se ofertan.

Cualquier establecimiento, en sentido amplio, que despache, sirva en establecimiento o a domicilio alimentos o bebidas, debe disponer de información al consumidor que solicite detalles.

Listado de Productos:

Con carácter general, el listado de productos susceptibles de producir reacciones alérgicas e intolerancias (anexo II del Reglamento), sobre los que habrá que informar expresamente a aquellos clientes que soliciten información específica por encontrarse afectados por algún tipo de alergia o intolerancia alimentaria son: cereales, huevos, lácteos, pescados, moluscos, crustáceos, cacahuetes, soja, frutos secos, sésamo, apio, mostaza, altramuces y sulfitos.

Forma de disponer la información:

Según la información disponible en el proyecto de Real Decreto, por el que se aprueba la norma general relativa a la información alimentaria de los alimentos que se presenten sin envasar para la venta al consumidor final, y a las colectividades, de los envasados en los lugares de venta, a petición del comprador y de los envasados por los titulares del comercio al por menor, la información que se suministre sobre alérgenos, deberá ser accesible a los clientes siempre antes de que se produzca el acto de compra.

El cliente debe hacer saber la necesidad de disponer de este tipo de información para su correcta atención y seguridad.

Del mismo modo, la información podrá estar disponible de manera escrita, oral o en formatos electrónicos, siempre que se asegure que sea accesible a los clientes que lo necesiten sin cargo o coste adicional.

Además, la información se prestará en lengua española oficial del Estado y la correspondiente cooficial en las Comunidades Autónomas correspondientes. Ahora bien, la prestación de otra información nutricional será de carácter voluntario por parte del establecimiento.

Si excepcionalmente, por una emergencia, o por motivos organizativos, el establecimiento no fuera capaz de garantizar la veracidad de la información ofrecida en materia de alérgenos, deberá indicarlo expresamente. Es mejor avisar que temporalmente no se puede garantizar la información sobre alérgenos, que informar errónea o inadecuadamente.

¿Que debo hacer en mi negocio?

Informar al personal y darle una pautas y formación para sensibilizarlos y que entiendan la importancia de dar correctamente la información y como actuar respecto a cuestiones de los usuarios/comensales

Hacer un plan de control de alérgenos y realizar las fichas técnicas de todos los platos/productos que se ofrecen el nuestro local.

Cualquier duda o necesidad ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de asesorarte.

  Insitwo.[/fusion_text]