gestion lean-01

La cultura LEAN está considerada como el modelo de gestión empresarial más competitivo del Siglo XXI. Fue “cocinada” inicialmente en la empresa Toyota (Japón) con el objetivo de ajustar la producción a la demanda real, en el momento justo y con la calidad deseada por el cliente (valor), eliminando todos los costes innecesarios (muda) que se cuelan con facilidad en los procesos y actividades del día a día.

Los 5 principios/pilares fundamentales de esta filosofía :

1.- Definir el Valor
El “Valor” es aquello por lo que el cliente está dispuesto a pagar y nuestra adaptación al cliente es la “ventaja competitiva”. ¿conocemos la Propuesta de Valor que mejor se adapta al target que deseamos atraer y fidelizar?

2.- Identificar el Flujo del Valor
¿Qué procesos, actividades y recursos son los necesarios para generar el Valor en los diferentes Productos/Servicios? ¿Disponemos de un Mapa del Valor?. Lo que “no se mide no se gestiona”. Los indicadores tradicionales de la competitividad son la Calidad, el Coste y el Plazo de Entrega/Servicio pero hoy en día, “el Tiempo es oro”.

3.- Hacer fluir rápidamente el Flujo – Combatir lo que No aporta Valor (Muda)
Cada vez que el Flujo se detiene o utilizamos recursos para operaciones que no aportan Valor generamos costes que son objetivos de mejora (personal esperando, mermas de materia prima o producto elaborado…)

4.- Dejar que el Cliente “tire” del Flujo de Valor
Una gestión profesional de la cadena de suministro y la elección y diseño del modelo de “producción” que implantamos (contra demanda del cliente, contra estoc o un mix según la frecuencia de consumo) puede suponer la diferencia entre el éxito o el fracaso.
El cliente percibe claramente el tiempo de espera en atenderlo, servirle y cobrarle, la imagen, frescura, calidad y disponibilidad de los productos.
Por otro lado, nuestra cuenta de explotación “nos lo va a agradecer” si disponemos de personal polivalente y flexible, procesos y productos estandarizados, previsiones y estocs ajustados de materias primas y productos semielaborados que nos permitan trabajar cuando el cliente “nos lo requiera”.

5.- Buscar la Excelencia – Mejora Continua
A través de formación, actividades de gestión participativa y empowerment (delegación de autonomía y responsabilidad), se crea una cultura sólida dónde la organización aprende a observar y concentrarse en la creación de Valor y reducción constante del Muda (costes).

Cómo aplicarlo en mi negocio?
Estos principios se desarrollan en las organizaciones mediante proyectos que requieren de un diagnóstico inicial de la Cadena de Valor y los principales Mudas, un Plan de Acción, implicación, liderazgo y transparencia para la gestión del cambio por parte de la Dirección, el apoyo de un Agente de Cambio (consultor/formador), el conocimiento y puesta en práctica de herramientas/metodologías Lean, equipos enfocados a la acción, actuaciones sencillas, rápidas y económicas pero sobretodo, requiere de un cambio progresivo en la cultura de la empresa que la adapte a la realidad competitiva actual.

Ofrece resultados?
Algunos datos recopilados en experiencia pasadas sobre resultados conseguidos por organizaciones que ya están implementando la cultura Lean:
Cualitativas – Intangibles:

Mejoras impactantes en la Organización, Orden, Limpieza, Estandarización y Disciplina en los lugares de trabajo. Creación de una base cultural para la Mejora Continua.
Incremento de las Habilidades, Competencias y Polivalencia del personal
Mejora en Motivación, Participación, Implicación y Retención “de los mejores” del personal
Permite un enfoque más estratégico del negocio y basado en indicadores
Incremento de los Ingresos, Reducción de Costes, Mayor Margen Bruto

Cuantitativas – Tangibles:

Incremento del +50% en capacidad/producción (con iguales activos tecnológicos)
Mejora de la Tasa de Servicio (entregas a tiempo) entre el +40% al +70%
Reducción del -50% al -90% en inventarios (inmovilizado materia y/o existencias)
Mejora la Calidad. Reducción de mermas, obsoletos y re-trabajos/re-procesos en un -50%
Optimización espacios. Incremento del espacio disponible en m2 entre un +10% al +30%
Reducción del -50% en Accidentabilidad y Absentismo
Reducción de -50% al -70% en el Lead Time (desde el pedido a su entrega)
Reducción de -50% al -70% en el Cycle Time (de cada operación)

Insitwo
está convencido que las personas que dirigen negocios de Hostelería, aplicando algunos principios de esta cultura, el proceso de cambio necesario así como las metodologías y técnicas pueden aportar beneficios que se ven reflejados en breve tiempo en lo que más suele preocuparnos:

La cuenta de pérdidas y ganancias
El servicio y valor aportado a los clientes
La motivación e implicación del propio personal.

Francesc Bermúdez
Licenciado en Administración y Dirección Empresas, Diplomado en Ciencias Empresariales
Master en Logística & Supply Chain Management, Experto en Lean Management
Consultor Sénior de Insitwo